“La inmunoterapia abre la posibilidad de curar el cáncer”

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Al inmunólogo estadounidense James P. Allison se le considera uno de los padres de la inmunoterapia. Este doctor, junto con Tasuku Honjo, recibía en 2018 el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por haber descubierto que se puede utilizar el sistema inmune para combatir el cáncer, un tratamiento que muchos investigadores habían tratado de desarrollar durante décadas, sin un resultado satisfactorio hasta que Allison lo hizo.

inmuno

Comencemos con la definición de la idea principal. En términos generales, ¿qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia se basa en la idea de que el sistema inmunitario puede combatir cualquier tipo de cáncer. En el caso de los inhibidores de puntos de control inmunitario, los medicamentos por los que el doctor Honjo y yo recibimos el premio Nobel, se basa en que hay que darle un pequeño estímulo al sistema inmunitario para que actúe contra el tumor. Los inhibidores de puntos de control «levantan el freno» de las células T y las libera para que actúen contra el cáncer.

Su investigación ha permitido desarrollar una moderna estrategia para tratar el cáncer ¿Cuál es la clave de su avance?

Se llevaba más de un siglo tratando de utilizar el sistema inmunitario para combatir el cáncer y el resultado había sido mínimo. De hecho, la idea había sido muy desacreditada. Fue en mi laboratorio (y el de Jeff Bluestone), donde se descubrió que el CTLA-4 permitía inhibir puntos de control. Aún así, los 30 años de investigación previos en mi laboratorio y en otros fueron esenciales para llegar hasta ahí y para contextualizar correctamente los descubrimientos sobre el CTLA-4 y la PD-1.

¿Cómo podemos luchar contra el cáncer con nuestras propias células?

Dado que las células cancerígenas son producto de un proceso de mutación, todos los tipos de cáncer poseen proteínas mutantes que no están presentes en las células normales. El sistema inmunitario del cuerpo y, en particular, las células T, está equipado para reconocer y eliminar aquellas células que cuenten con proteínas anómalas (neoantígenos). Cuando entendemos los mecanismos principales mediante los cuales se activan y se regulan las células T, podemos manipularlas para luchar contra el cáncer. En este caso, los «frenos» de las células T han eliminado la respuesta ante el cáncer. La inhibición de los puntos de control elimina esos frenos, permitiendo así que el sistema inmunitario ataque el cáncer.

¿Qué tumores se pueden tratar con inmunoterapia?

En teoría, cualquier cáncer que presente neoantígenos se puede tratar inhibiendo los puntos de control. No obstante, hoy por hoy, solo se han podido tratar con inhibición de puntos de control los cánceres que presentan muchos neoantígenos y, aun de los que están en ese grupo, el tratamiento solo ha salido bien en, más o menos, la mitad de los pacientes. Hoy por hoy, continuamos trabajando, tanto en mi laboratorio como en otros, para esclarecer por qué la inhibición de los puntos de control no resulta con algunos cánceres y algunos pacientes y utilizar ese conocimiento para despejar el camino de nuevos tratamientos y combinaciones que puedan servir de tratamiento.

¿La inmunoterapia cambia las reglas del juego en la lucha contra el cáncer?

En lugar de hablar de alargar la vida en meses, estamos hablando, justificadamente, de la posibilidad de curar el cáncer.

Hoy por hoy, ¿qué papel des- empeña el sistema inmunita- rio a la hora de tratar los tu- mores?

Es un tema sobre el que hay poca investigación y mucha especulación.

¿Qué resultados están consiguiendo con estos tratamientos?

Por increíble que parezca, los pacientes con melanoma que responden al tratamiento antiCTLA-4 y sobreviven los cuatro primeros años, aparentemente, se acaban curando. Entre los primeros pacientes tratados con ipilimumab, hay pacientes que llevan curados quince años y ahí siguen.

¿En qué fase de la lucha contra esta enfermedad nos encontramos?

Diría que todavía estamos en una fase temprana a la hora de utilizar la inmunoterapia para combatir el cáncer. Vemos el po- tencial de utilizar inhibidores de puntos de control inmunitario en algunos pacientes con cáncer y, ahora mismo, este tipo de trata- miento se considera un pilar fun- damental en la lucha contra el cáncer, junto con la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Actualmente estamos trabajando para dilucidar los motivos por los que la inmunoterapia funciona para unos y no para otros.

Fuente: Suplemento ABC I+D+i
Fuente: guiadeprensa.com

¡Síguenos!
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutube